Revista Cambio
Cultura · Economía · Política · Periodismo inspirado en ti Viernes 22 de Octubre 2021

Digan… ¡güisqui!

Más allá del cliché
26 de Junio 2017
Especial
Especial

Por: Valeria Galván

Todavía hace no mucho, incluso nosotros los  millennials buscábamos en el periódico trabajos para las vacaciones de verano, resaltábamos con marcatextos aquellos que considerábamos que coincidían con nuestro perfil, llenábamos una solicitud de empleo, escribíamos nuestro CV en word, sin diseño, gráficas ni colores, y llamábamos con el propósito de preguntar “¿Aún está disponible la vacante?”.

Sin embargo, las cosas han cambiado. La semana pasada, mi amiga Laura programó una cita con un fotógrafo profesional para realizar una sesión. Ella no es modelo, tampoco prepara un book ni un regalo para su novio, vaya ¡ni novio tiene! Mi amiga busca trabajo.

¿Para encontrarlo necesita fotos profesionales? No precisamente, pero la ayudarán a tener una mejor imagen en Linkedln. Se peinará, se maquillará y el fotógrafo la va a dirigir de tal manera que sus fotos reflejen su expertise profesional.

En nuestra era millennial, ya no es necesario buscar una vida de farándula a fin de requerir un poco de producción. Estamos expuestos todo el tiempo, y la competencia es más evidente. Ya no hay escape, y la imagen es parte de la envoltura de estos nuevos productos que han salido al mercado: ¡los humanos!

Cuando escuchaba la frase “Se sabe vender”, me imaginaba a una persona con un signo de pesos en el pecho, y no estamos tan alejados de esto, pues sonreír bonito, aparecer con un fondo en blanco o de algún otro color y dejar ver una fotografía retocada con alguna especie de desenfoque habla de que estamos a la altura de cualquier gran corporativo que esté en busca de nuestro perfil.

Laura quedó desempleada después de que la empresa en la que estaba hiciera un recorte importante. Lo desagradable de la situación es que ahora tiene 35 años y la última vez que buscó trabajo fue diez años atrás cuando los buscadores digitales y las empresas de headhunting eran lo más impactante en cuanto a la caza de talentos.

Ella se quedó en la era en la cual un currículum bien estructurado significaba el principio de un buen camino hacia una contratación, ahora le piden un CV infográfico, o un video. Aquella época en la cual bastaba con ser empático con el entrevistador y tener el perfil completo, coherente con lo que buscaban las empresas, parece haber quedado en el olvido.

Empezar de nuevo y hacerlo bien, eso es lo que Laura necesita en estos momentos. Pagar dinero de su tarjeta de crédito con la finalidad de estar en los primeros lugares de posicionamiento digital, desembolsar a fin de que un fotógrafo “pro” le realice un shooting que muestre su mejor versión profesional y esperar a que el responsable de reclutamiento vea su perfil en Linkedin y diga “¡Es ella a quien estamos buscando!”, para después llamarla y darle esa gran oportunidad de hacerle una entrevista de 15 minutos en la que, de todos modos, si no le agrada al entrevistador será como en los viejos tiempos y obtendrá un “nosotros te llamamos”. 

*Buscadora de historias urbanas de sus contemporáneos millennials. Ponte atento, tu historia puede ser la próxima.

@VeraVanely

Más sobre


Recientes