Revista Cambio
Cultura · Economía · Política · Periodismo inspirado en ti Domingo 25 de Octubre 2020

La gasolina nos afecta

09 de Enero 2017
Chavero
Chavero

En ocasiones anteriores escribí sobre el costo que tiene transportarse en la ciudad, creo que tengo que agregar unos cuantos comentarios ahora que el precio de la gasolina ha cambiado. Y, como había escrito antes, ahora sí nos fijamos en el porcentaje que representa la diferencia de precio y no en la cantidad. Es interesante ver cómo reacciona el mexicano ante situaciones que afectan directamente a su bolsillo y en otros casos que el efecto se tarda más en verse, posiblemente no despierte tanto interés.

Por supuesto que no es una solución vender gasolina barata, veamos a Venezuela, pero tampoco es una política pública que en este momento sea aplicada de la mejor forma. Si bien se busca que en el mediano plazo el mercado pueda traer una mejor competencia, como dice la teoría económica, nadie puede negar que es un golpe duro en el corto plazo pues va directo contra los bolsillos de los mexicanos.

Claro que la solución inmediata es sumamente difícil para todas las personas que tendrían que dejar de gastar a 25 meses sin intereses, hacer un presupuesto, cuidar su dinero, dejar de gastar en nimiedades y pensar más en un manejo responsable de su dinero. Y no siempre estamos dispuestos a dejar de comprar un iPhone de última generación o pagar tarifas de telefonía exorbitantes a cambio de tener un mejor futuro o pensar en ahorrar 30 pesos diarios para tener un retiro digno.

Creo que es momento de pensar y reflexionar en el gobierno que queremos, sin duda alguna. Pero también tenemos que ser conscientes de nuestras finanzas o siempre tendremos la creencia de que no podemos manejar nuestro futuro y, en este caso, nuestro dinero. Para empezar el tema tiene que ver con el ámbito fiscal, la reforma energética no determina el aumento en el costo.

El Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) que debemos desembolsar hace que todos paguemos impuestos, los formales y los informales, y obviamente esa es una injusticia. Si realmente queremos un cambio, pensemos en fortalecer las instituciones civiles y exigir nuestros derechos, construir sociedad. Eso va de la mano con ser responsables también con el medio ambiente, y tener gasolina barata, en definitiva, no nos beneficia como país. Si estamos en contra de la corrupción, no es el tema a debatir.

¿Qué haremos como mexicanos para administrar mejor nuestro gasto en transporte?, ¿qué herramientas financieras debemos conocer como empresarios para protegernos ante las modificaciones en el tipo de cambio y el precio de la gasolina? Es importante buscar alternativas como han hecho ya algunos emprendedores mexicanos que buscan dar soluciones ante las vicisitudes que tenemos al frente.

Es el inicio de un nuevo año y es mejor empezar a hacer un presupuesto, tener con buen mantenimiento nuestro automóvil, mudarnos a un lugar más cerca de nuestro trabajo, compartir nuestro auto, ocupar transporte público o tener una mejor planeación financiera, lo que nos puede ayudar en el corto plazo a reducir el impacto en nuestros bolsillos.

Más sobre


Recientes