Revista Cambio
Cultura · Economía · Política · Periodismo inspirado en ti Lunes 20 de Septiembre 2021

Y Borge… ¡corrió!

Borge seguramente no está “en la casa de enfrente”, pero sí en un penthouse en algún lugar del mundo
24 de Abril 2017
DharmaQueen-1
DharmaQueen-1

Al ex gobernador de Quintana Roo le están pisando los talones. Después de la captura de Javier Duarte, los ojos ya no están sobre los que cayeron, sino en los que faltan, y Roberto Borge podría ser el siguiente en la lista. Por eso aplicó la de cuando veas los bigotes de tu vecino cortar…

En medio del escándalo mexicano de los exgobernadores enviados a prisión, Borge ha pasado de puntitas, calladito y sin hacer ruido. Empleó la maniobra de gato y dijo “Patitas para que las quiero” y se fue sin dejar ni huellitas pintadas en el pavimento que puedan dar una pista de dónde anda.

El gobierno federal va a defender a toda costa la gubernatura del Estado de México y la misma Presidencia de la República, y para hacerlo se va a poner como gato boca arriba a fin de enfrentar a quien sea y cómo sea con tal de alcanzar su objetivo. Y si para ello tiene que meter a la cárcel también a Borge, lo hará.

Cuando recién terminó su administración, a este exgobernador se le veía con su novia en eventos deportivos en Estados Unidos, pero todo cambió y ahora Fuenteovejuna pide que caiga Borge.

Para Betito, como le empezaron a llamar sarcásticamente algunos medios, todo cambió en febrero, cuando la Procuraduría General de la República (PGR) aseguró 25 inmuebles relacionados con él, esa fue la señal que le dijo “¡Corre!”

Un gato, si estuviera en su situación, haría lo mismo: no te hagas visible con el amo hasta que se le pase el enojo. Así le hizo uno de mis hermanos, que una vez se fue de la casa. Duró seis meses, supuestamente perdido, y nos dimos cuenta de que realmente había estado de vacaciones en el penthouse de un edificio enfrente de la casa.
Borge seguramente no está “en la casa de enfrente”, pero sí en un penthouse en algún lugar del mundo y con los ojos pelones luego de enterarse de lo de su cuate Javier Duarte, con el que por cierto tiene algo de parecido, no sólo en lo sinvergüenzas, también en lo físico.

Ante el peligro, en lugar de ser astuto, sacará las uñas y querrá vender cara su entrega, sin embargo parece que se le acabaron las épocas en las que comía de todos los platos para asegurarse que sólo él tenía el privilegio de probar toda la croqueta.

Ahora no le queda de otra más que agachar la cabecita y aceptar lo que venga, después de todo ya disfrutó mucho de seis años de gloria y deberá pagar lo que debe.

DharmaTip:
Si la debes, no levantes ni la
cola porque alguien puede ver la puntita. Si siempre caminas con la cola parada, deja los cursos de superación personal para después.
@dharmaqueen1

Más sobre


Recientes