Revista Cambio
Cultura · Economía · Política · Periodismo inspirado en ti Sábado 28 de Marzo 2020

Bolsonaro afirma que el COVID-19 es solo una "gripecita"

26 de Marzo 2020
_111412454_bolso
_111412454_bolso

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, afirmó el miércoles que las medidas de cuarentena impuestas por varios gobernadores en sus estados para combatir el coronavirus puede provocar un caos social con saqueos.

“Las empresas no están produciendo nada. No tienen cómo pagar a su personal. Y si la economía colapsa, no habrá cómo pagar a los funcionarios públicos. El caos está ante nosotros”, declaró Bolsonaro a periodistas a la salida de su residencia oficial en Brasilia.

“Si tuviéramos problemas como los que puede haber en Brasil, con saqueos de supermercados, el virus seguirá estando. Vamos a tener el caos y el virus“, declaró.

Bolsonaro  ya había fustigado el martes el cierre de escuelas y comercios en estados como Sao Paulo y Rio de Janeiro, debido al COVID-19, al que calificó de “gripecita”.

“No hay por qué cerrar escuelas”, cuando “en el mundo” los más afectados por la pandemia son las personas mayores de 60 años, dijo ayer el mandatario.

“En mi caso particular, en el caso de que fuera contagiado, no precisaría preocuparme, porque sería una gripecita, un resfriadito“, apuntó Bolsonaro, quien el pasado sábado cumplió 65 años y está así en los considerados como grupos de riesgo.

El pronunciamiento de Bolsonaro el martes desató un vendaval de críticas de médicos, autoridades e incluso seguidores que temen los estragos del avance del nuevo coronavirus que ya suma dos mil 201 casos y 46 muertes en Brasil.

Pone a la gente a trabajar

“¿Qué debemos hacer? Poner a la gente de nuevo a trabajar. Proteger a los ancianos, a quienes tienen problemas de salud. Pero nada más fuera de eso. De lo contrario, lo que sucedió en Chile puede ser una minucia al lado de lo que puede acontecer en Brasil”, prosiguió.

Chile fue teatro desde octubre pasado de una aguda crisis social que se ha traducido en manifestaciones, ataques al comercio, saqueos y violentos enfrentamientos que dejaron una treintena de muertos y miles de heridos.

Bolsonaro, un exmilitar de ultraderecha, advirtió que ese “caos” puede representar un desafío para la estabilidad política, al ser interrogado sobre el tema.

“¿Si Brasil puede salir de la normalidad democrática que ustedes defienden tanto? Nadie sabe lo que puede suceder en Brasil”, pero si hay una amenaza, “no será por parte mía, quédense tranquilos”, afirmó.

Bolsonaro reivindicó la proximidad de sus posiciones respecto a la crisis sanitaria con la de su par estadounidense Donald Trump, que el martes expresó su deseo de que las medidas de cuarentena sean de corta duración.

“Ayer lo oí a Trump. Está en una línea semejante a la mía. Todo indica que va a volver a abrir a partir de hoy puestos de trabajo”, declaró Bolsonaro.

Más sobre


Recientes