Revista Cambio
Cultura · Economía · Política · Periodismo inspirado en ti Lunes 28 de Septiembre 2020

La Central de Abastos reforzó sus medidas de sanidad por el coronavirus

En este gran mercado de la Ciudad de México se han instalado consultorios y laboratorios para detectar posibles casos de Covid-19
05 de Mayo 2020
Captura-de-pantalla-2018-04-30-a-las-8.18.06-p.m.
Captura-de-pantalla-2018-04-30-a-las-8.18.06-p.m.

En la Central de Abasto, en Ciudad de México, se han detectado por lo menos 25 casos positivos de Covid-19, ocho personas hospitalizadas y un par de muertes a causa de esta enfermedad, por lo cual, las medidas sanitarias en este mercado, uno de los más visitados de toda la capital, se han endurecido.

Bajo el objetivo de evitar la propagación del nuevo coronavirus, en este lugar tan concurrido se llevan a cabo procesos de sanitización diaria para limpiar las más de 246 hectáreas que ocupa el mercado donde se venden desde abarrotes y víveres hasta frutas y carnes.

Otras de las acciones que han llevado las autoridades en esta zona tan relevante para la vida diaria de los mexicanos es la habilitación de 10 carpas con consultorios y un pequeño laboratorio donde médicosenfermeras y químicos pueden realizar valorizaciones e incluso tomar muestras para hacer pruebas y detectar la enfermedad.

De acuerdo con las autoridades sanitarias de la alcaldía Iztapalapa, donde se ubica la Central, en estos recursos se han atendido a más de 180 personas con posibles síntomas de la enfermedad y se han tomado muestras a otras 50. Cabe destacar que como parte de las recomendaciones, 49 individuos volvieron a sus casas para mantenerse en cuarentena.

Asimismo, se informó que 400 promotores de la salud recorren los pasillos de la Central con el fin de realizar cuestionarios diagnósticos a los trabajadores de las bodegas, los cuales también cuentan con recursos digitales como un número de teléfono específico para ser atendidos, el cual se activa mandando un mensaje con la palabra “Abasto” al 51515.

Sin embargo, las medidas sanitarias en este gran mercado han sido poco escuchadas, pues la movilidad respecto a los automóviles que llegan a sus estacionamientos únicamente ha disminuido en un 30%, mientras que la actividad comercial al por menor sólo vio una reducción del 25% en los últimos días.

Incluso se instalaron 120 lonas de gran formato en ciertas áreas de la Central de Abastos con el fin de advertir que se trata de una zona de alto riesgo de contagio y difundir las medidas de higiene para prevenir los contagios, además de fomentar la sana distancia durante el periodo de duración de la pandemia.

La semana pasada, el director general de la Central de Abasto, Ulises García Nieto, anunció una serie de medidas para mitigar la propagación del coronavirus, como el uso obligatorio de cubrebocas en la zona, además de prohibir la entrada a población vulnerable como adultos mayores, mujeres embarazadas y niños.

Otras medidas implementadas contemplaron que todo automóvil que entrara, únicamente podría ir ocupado por un máximo de dos personas. La limpieza de los carritos y canastas debería ser constante y la entrada de los usuarios sería de 10 en 10 para evitar aglomeraciones.

En el acceso de la Central de Abasto, policías también realizan pruebas con termómetros digitales para filtrar el paso de los clientes. Si las personas registran números por encima de los 37 grados no pueden continuar. Esto con el fin de contener el brote que hasta el momento no ha podido regularse en el interior del mercado.

La relevancia de este sitio para la economía de la capital es mucha. En este sentido, Juan Carlos Anaya, director del Grupo Consultor de Mercados Agrícolas (GCMA), advirtió sobre el posible impacto que causaría a consumidores del centro del país, ya que si se agudiza el cierre de bodegas se generará un impacto social y económico negativo para el sector.

Recientes