Revista Cambio
  • Menú Navegación Menú Navegación
  • Suscribirse Suscribirse
  • Búsqueda
    Buscar
    Cerrar menú
  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram
  • Búsqueda
    Buscar
    Cerrar
  • Menú
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital Quintana Roo
  • Capital Querétaro
  • Capital Veracruz
  • Capital México
  • Capital Michoacán
  • Capital Mujer
  • Reporte Índigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • Efekto
  • Capital Edo. de Méx.
  • Green TV
  • Revista Cambio
Radio Capital
Pirata FM
Capital Máxima
Capital FM
Digital
Prensa
Radio
TV
CerrarCerrar
CONTACTO Revista Cambio SUSCRÍBETE
Facebook Twitter Youtube
Youtube Twitter Facebook
Cerrar
Revista Cambio
Suscríbase a nuestro newsletter y reciba noticas y promociones exclusivas.
Cultura

¿Kanye West es un genio?

Siempre le ha excitado jugar con la tensión entre provocación y promoción, verdad e indignación, pero quizá esta vez ha ido demasiado lejos, justo antes de lanzar su nuevo material, ¿casualidad?

POR Revista Cambio Fecha: Hace 6 months
Facebook Twitter Whatsapp

POR JULIÁN VERÓN

Kanye West detiene el mundo con un tuit. Cada vez que ha querido llamar la atención, lo único que debe hacer es borrar todos sus tuits anteriores y dejar que sus dedos tuiteen. Contar con esa clase de poder debe ser algo surrealista. Además de vivir ya en una especie de familia poco ortodoxa –es esposo de Kim Kardashian–, Kanye por su lado nunca pasa desapercibido. Hace días tuiteó su apoyo a Donald Trump: subió una gorra de “Make America Great Again” firmada, y llamó a Trump “su hermano”. El revuelo fue tal que hasta el sistema de Twitter enloqueció: parecía que la cuenta de este rapero había perdido 9 millones de seguidores, aunque unas horas después Twitter confirmó que fue un error, y él todavía tenía sus 28 millones de followers a pesar de haber tuiteado que está a favor de un presidente racista, homofóbico y conservador.

Ver el espectáculo de Kanye desde la comodidad de mi iPhone, me llevó a la disyuntiva de siempre: ¿Es relevante conocer a nuestros ídolos?, ¿es importante saber su ideología política? Cuando nos hacemos fans o amantes de la obra de otro ser humano, no hay algún contrato que diga en tinta indeleble que ellos tienen que pensar al igual que nosotros o viceversa. Quizá les pueden gustar las papas fritas con mayonesa y nosotros preferimos las nuestras con cátsup. Y todo bien, pues al final del día nos gusta su música y nos vale verga qué se meten a sus estómagos.

Ahora, hace más de diez años, cuando por primera vez Kanye salió al ruedo, el mundo quedó atrapado por lo salvaje, directo y real de su propuesta; por alguien que no se callaba lo que pensaba sin importar si perdía amigos o conocidos en el intento. Hoy, Kanye vuelve a llevar acabo justamente lo mismo que hizo hace años para poder irrumpir y ser notado en un planeta sobresaturado de artistas; y, por lo que una vez fue aclamado, hoy es destruido por gran parte de sus fans y por la prensa. ¿Dónde está el límite?, ¿qué es lo correcto o incorrecto? Este cantante ha llevado el tono de sus tuits a un discurso de “amor”. Traduzco: tuiteó una foto de Jan Adams, el último doctor que operó a su madre un día antes de morir, diciendo que él iba a ser la portada de su próximo disco. Quería demostrar que sí estaba llevando su discurso de amor a otro nivel. ¿Qué tipo de artista hace esto?

Él también ha dicho –en repetidas ocasiones– que si eres fanático de Kanye West, entonces eres un fanático de ti mismo, eres un campeón en sus ojos. “Ve a escuchar toda mi música –le dijo una vez a Zane Lowe–, son los códigos de la autoestima”. Entonces, ¿qué significa ser un fan de Kanye West en el 2018 al ver que se alinea con los elementos más oscuros de su país de origen? Si eres su seguidor en 2018, ¿de quién eres fanático?

Kanye es el maestro del troleo, de poner todos los ojos sobre su cuerpo y que cada letra o palabra que salgan de su organismo retumben en todo el planeta y hagan portadas de periódicos matutinos. ¡Incluso es esposo de Kim Kardashian! O sea, ojalá entiendan esa última referencia. Uno de los requisitos para ser un genio es que tienes que alienar a tus primeros fans al menos una vez. Tratar de hacer algo tan transgresor, que incluso tus propios defensores se queden sin argumentos con qué apoyarte. Y aquí Kanye acredita la materia con honores.

Siempre le ha excitado jugar con la tensión entre provocación y promoción, verdad e indignación. ¿Habrá ido demasiado lejos esta vez? Díganme, ¿quién diablos ahora no quisiera donar su pierna izquierda para escuchar la nueva música de Kanye? Apenas decida lanzar su nuevo disco, el cual según sus palabras “es el más importante de su carrera” (qué casualidad), todos los seres humanos vamos a coger un par de audífonos, dejar lo que estemos haciendo para darle todo el volumen posible a los versos de “Ye”. ¿Será bueno?, ¿será todo esto una estrategia más de marketing?, ¿le importará un carajo? Si nos guiamos por el “gran verso” que el mismo anunció en su Twitter que contenía “Lift Yourself”, una de sus canciones estrenadas en estos días, pues al parecer está siendo bastante consecuente con su discurso: “Poopy-di scoop, scoop-diddy-whoop”. Imagino que no necesitan que les traduzca esto.

Comparte Facebook Twitter Whatsapp Comentarios Ver
Comentarios Ver
DESTACADO
Destacado
Nación

Hecho en casa

Ellas decidieron dar un giro a su vida. Comenzaron a buscar productos más limpio ... Hace 5 days
Nación

El crédito eterno

Natalia sacó su primer tarjeta con un tope de 2000 pesos, pasó la prueba y se ar ... Hace 5 days
OTRAS NOTAS
1

Examen de conciencia

Hace 5 days
2

La maldita obsolescencia programada

Hace 5 days
3

Compras por Internet

Hace 5 days
4

Editorial: Consumo responsable

Hace 5 days
5

Arriba del ring

Hace 5 days
EDICIÓN IMPRESA
Edición Impresa
No hay contenido disponible.
Facebook
Facebook/REVISTACAMBIOMX
Twitter
Twitter/REVISTACAMBIOMX
Revista Cambio
Facebook Twitter Instagram Capital Media Digital
Aviso de privacidad