Revista Cambio
  • Menú Navegación Menú Navegación
  • Suscribirse Suscribirse
  • Búsqueda
    Buscar
    Cerrar menú
  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram
  • Búsqueda
    Buscar
    Cerrar
  • Menú
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital Quintana Roo
  • Capital Querétaro
  • Capital Veracruz
  • Capital México
  • Capital Michoacán
  • Capital Mujer
  • Reporte Índigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • Efekto
  • Capital Edo. de Méx.
  • Green TV
  • Revista Cambio
Radio Capital
Pirata FM
Capital Máxima
Capital FM
Digital
Prensa
Radio
TV
CerrarCerrar
CONTACTO Revista Cambio SUSCRÍBETE
Facebook Twitter Youtube
Youtube Twitter Facebook
Cerrar
Revista Cambio
Suscríbase a nuestro newsletter y reciba noticas y promociones exclusivas.
Nación

De frente al micrófono

Screen Shot 2018-05-24 at 6.08.10 PM

En una fuente periodística predominantemente masculina y de ‘vacas sagradas’, muchas mujeres buscan la credibilidad y el reconocimiento del público y la afición por sus conocimientos deportivos, más allá del atractivo físico

POR Revista Cambio Fecha: Hace 5 months
Facebook Twitter Whatsapp

POR MIRIAM CANALES

Sí, en nuestro país todavía persisten prejuicios contra las mujeres que opinan sobre deportes; aunque en años recientes los medios se han abierto más a su presencia, ellas todavía transitan un camino pleno de injurias, comentarios sexistas y hasta manoseos en el ejercicio de su labor.

Cuando Cristina Romero se presentaba en reuniones sociales, se referían a ella diciendo “Ahí viene la que sabe de futbol”, o simplemente como “la metiche”, según sus ex compañeros de trabajo mientras hablaban de partidos y estadísticas y ella emitía su opinión. Esta torreonense de 27 años, se embelesó con el futbol desde la infancia, y fue tal su obsesión en llegar al mundial de Sudáfrica 2010 que acudía a las tiendas de abarrotes con la finalidad de recolectar corcholatas para encontrar una premiada con un viaje. Nunca ganó ni un balón, sin embargo, su perseverancia la hizo alcanzar su deseo después de un concurso de aficionados en un canal televisivo.

Después del éxito, se presentó en castings con el objetivo de iniciar una carrera profesional, pero fue rechazada “porque eran para hombres”. Cristina alternó su residencia entre Estados Unidos, Monterrey y la Ciudad de México mientras estudiaba Comunicación, practicaba inglés y ejercía como niñera, hasta que la cadena Univisión la contrató. Hoy cubre desde futbol hasta la Fórmula 1 obteniendo entrevistas con estrellas como Checo Pérez.

“A los 20 años no sabía que mi mayor problema era ser mujer. TV Azteca cree que sólo los hombres sueñan. A ellos no les pasaba por la cabeza que hubiera una (mujer) tan apasionada que quisiera ir a un mundial. Ya no te puedes imaginar una campaña que sea sólo para hombres”, comenta, y recuerda los tiempos en que sus compañeros regiomontanos se burlaban de ella en su incipiente etapa profesional a los 17 años. Uno de ellos la encontró en Sudáfrica, y sorprendido le  preguntó qué hacía ahí; Cristina respondió: “Pues yo te dije que iba a venir”.

Pero no sólo la confianza del público es el desafío, el acoso sexual ensombrece el trabajo diario. La reportera María Fernanda Mora, de Fox Sports, puso el tema sobre la mesa a finales de abril mientras cubría los festejos urbanos en Guadalajara del equipo Chivas por su triunfo en la Concacaf. En un video se advierte cómo un aficionado se le acerca con osadía y cómo ella termina golpeándolo con el micrófono. Mora emitió un comunicado en su cuenta de Twitter, @marifermora90, ahí narró el incidente, que recibió burlas y apoyo por igual.

Una de sus más fuertes defensoras es la reportera de Claro Sports, Jacqueline Felix. “A mí me pasó lo mismo una vez. Estaba platicando con otro compañero y de pronto sentí cómo un dedo me recorrió los glúteos, y no sé si te puedas imaginar la ira, el coraje, la impotencia de que te invaden porque te sientes agredida. Yo ni siquiera le vi la cara, pero me di la vuelta, tenía el micrófono y mi reacción fue la misma con el individuo que estaba detrás de mí”.

Originaria de Los Mochis, Sinaloa, Jackie emigró a la Ciudad de México en 2009; ha colaborado en medios como TVC y Milenio. Ella niega haberse sentido discriminada, pero considera que la mujer sí debe tener una preparación y esfuerzo adicionales con el propósito de desempeñarse en la fuente deportiva compitiendo contra hombres con bagaje de jugadores o entrenadores. La alternativa no es alejar a las chicas de esta fuente “para no exponerlas” ni andar por la vida con miedo: “Yo me levanto a las 5 de la mañana porque inicio mi jornada a las 6, y porque la disfruto y tengo una satisfacción muy grande. La motivación es esa. Me siento afortunada por una carrera que yo elegí, sin ningún temor de que un neanderthal me agarre la nalga”.

De los muchos medios deportivos que abundan en México, sólo existe uno especializado en deporte femenino, independiente, bilingüe y dirigido por una chica: pamboleras.com. Rocío García Monroy, comunicóloga de 31 años, saca a flote este proyecto desde 2009, donde los hombres también son incluidos en el equipo. Aunque cuenta con una trayectoria y el respaldo de la Embajada de Estados Unidos, todavía se encuentra en la lista de espera para acreditaciones en estadios como el extinto “Azul” donde le negaban el acceso. “A las lectoras les hablo como si fueran mis amigas; los hombres quieren números, estadísticas. A la mujer le interesa el entorno en que se vive, el contexto, historias de los jugadores o su familia, cómo es la relación de esposa. Trato de equilibrar esos contenidos y la parte emocional juega mucho”. En el mundial de Brasil 2014, intentó acudir a un casting cuyos requisitos fueron posar en bikini y vestido de noche; el concurso era mediante likes. Desistió con el objetivo de dedicarse a su sitio web donde ahora Rusia la espera.

Respecto a la sensualidad que se impone en el trabajo deportivo, destacan videos en Youtube de conductoras más mediáticas, como Inés Sainz de TV Azteca cuyas polémicas han sido nota –una agresión en 2010 en los vestidores de la NFL, por ejemplo– pero también cuenta con entrevistas notables con Lionel Messi o Cristiano Ronaldo en donde los comentarios que destacan no se refieren a sus preguntas o conocimientos, sino a su físico y la vestimenta que usa: “Sería buena actriz porno”, “Cristiano, dime que te tiraste a esa rubia sino te mato”, “Una chupada por la entrevista”.

En el caso de Vanessa Huppenkothen, ex imagen de Televisa Deportes, en unos videos con millones de vistas no critican su trabajo periodístico, sino su pago de una apuesta que consistía en caminar en bikini sobre la avenida Reforma. En otro, un ventarrón levanta por accidente su minivestido durante una cobertura en Las Vegas. “¡Y no te pusieron a trabajar tu cerebro porque no tienes, pinche zorra!”, “Es una mujer como las piñatas: bonitas por fuera, pero hueca y vacía”, “¡Que se encuere, que se encuere!”, son algunos de los muchos denuestos que circulan en Youtube. “Yo quería demostrar mi conocimiento y que sé de deportes. Hice cosas que no debí haber hecho y me arrepiento”, se desahogó la conductora en una charla con Adela Micha después de emigrar a ESPN.

“Yo antes sí criticaba a quienes tenían un cuerpazo y salir así, pero quien las pone ahí no son ellas sino quienes están detrás: empresas, productores, pero cada quien es libre de vestirse como quiera. No nos consta si ellas se la pasan investigando sobre sus fuentes. Es muy fácil juzgar”, dice Eugenia Ruíz, quien lleva siete años en el medio y es una de las voces del programa radiofónico Charros vs. Gangsters de MVS, y también funge como colaboradora en mercadotecnia deportiva.

Su vocación de comunicóloga se desarrolló tras un viaje estudiantil a España donde conoció la redacción de El País y el Estadio Bernabeu; hoy considera que entre las compañeras de la fuente en México sí existe sororidad: “Que entre todas tratemos de ayudarnos, que no veamos si una es más exitosa que la otra sino que avancemos juntas en el periodismo deportivo y sigamos creciendo”.

La belleza femenina en el deporte es polémica y libra una batalla contra la mirada pública que la rastrea y escudriña por igual. Así es el juego de los medios y sus beldades, que luchan por una opinión equitativa dentro de ellos.   

Comparte Facebook Twitter Whatsapp Comentarios Ver
Comentarios Ver
DESTACADO
Destacado
Nación

¡Que comience la función!

Son ya 13 años en los que el Festival Internacional de Cine Documental de la Ciu ... Hace 4 days
Nación

Editors choice

Hace 4 days
OTRAS NOTAS
1

Memoria cultural

Hace 4 days
2

Patrimonio: una batalla por el paraíso ...

Hace 4 days
3

La industria 
del cine

Hace 4 days
4

Una cámara 
en el casco

Hace 4 days
5

Transformando la manera de contar hist ...

Hace 4 days
EDICIÓN IMPRESA
Edición Impresa
No hay contenido disponible.
Facebook
Facebook/REVISTACAMBIOMX
Twitter
Twitter/REVISTACAMBIOMX
Revista Cambio
Facebook Twitter Instagram Capital Media Digital
Aviso de privacidad