De acuerdo con Reforma, Millon logró rematar el 95% de las piezas arqueológicas que pusieron en venta, de las cuales 95 corresponden a culturas prehispánicas de nuestro país. Esto pese a la petición que hizo el embajador de México en Francia y la ayuda legal que solicitó la Fiscalía General de la República (FGR) a las autoridades francesas.

 

Piezas arqueológicas

Piezas arqueológicas

 

Es más… hasta la casa de subastas se puso digna. “Esta venta fue atacada agresivamente como ninguna otra venta lo había sido hasta ahora”, señaló un representante de Millon al diario capitalino. “No obstante, todas las presiones de estos últimos días no impidieron que la venta fuera un éxito y rebasara el millón de euros”, agregó.

 

 

Las piezas que Millon puso a la venta formaban parte de la colección privada de Manichak y Jean Aurance. En su conferencia de prensa, el representante de México en Francia, Juan Manuel Gómez Robledo pidió detener la subasta con el argumento de que “la comercialización de piezas arqueológicas genera condiciones favorables para el recrudecimiento de los saqueos por parte del crimen organizado a través de excavaciones arqueológicas ilícitas”.

 

 

A modo de respuesta, la embajadora de Francia en México, Anne Grillo, indicó que si bien su país está comprometido con la lucha contra el tráfico ilegal de bienes culturales, la subasta fue organizada por una empresa privada… y, por lo que se ve, con todas las de la ley, pese a que el gobierno mexicano alertó que algunas de las piezas parecían de reciente manufactura, es decir, quienes las compraran podrían ser víctimas de un fraude.

 

Al respecto, Millon señaló que los resultados de la subasta demostraron que los coleccionistas no se preocuparon ante los señalamientos del gobierno de México. Con la venta de las piezas se consiguió recaudar 860 mil euros, destacando la compra de una estatuilla que representa a la diosa mexica del agua Chalchiuhtlicue, la cual se fue en 377 mil euros.