Revista Cambio
Cultura · Economía · Política · Periodismo inspirado en ti Sábado 06 de Junio 2020

Van Gogh, de Arlés a la Ciudad de México

17 de Febrero 2020
CULTURA
CULTURA

Arte para todos

 

Por Mario Bravo Soria

[Van Gogh Alive es una muestra que permitirá al público mexicano acercarse a la obra del pintor neerlandés, ello a partir de la utilización de todos los sentidos en conjunción con el arte. A partir de este próximo jueves 20 de febrero podrá ser experimentada en la explanada del Monumento a la Madre en Ciudad de México. Ante el importante acontecimiento que representa dicha exposición, la sección cultural de Notimex ha charlado con Bernardo Noval, director general de la promotora cultural Must Wanted Group, que ha traído a nuestro país a dicha experiencia cultural…]

 

México, 17 de febrero (Notimex).— Bernardo Noval habla con vehemencia cuando se refiere a las banderas principales que él enarbola con respecto a la puesta en práctica de  Van Gogh Alive, es muy claro al decir que su promotora cultural busca dos objetivos —nada menores y sí urgentes dentro del contexto social que vive México— al traer a tal propuesta artística a la capital del país: ellos pretenden democratizar la cultura y trasladar el arte a espacios públicos, abiertos, sin paredes selectivas que sólo permitan el acceso a público conocedor de géneros artísticos, vanguardias, datos que sólo sean de dominio para eruditos… por el contrario, Noval nos relata que su sueño pasa por alcanzar incluso el millón de visitantes en la exposición.

      El arte así para quien lo necesita; no sólo para quien lo conoce o puede pagar altas cifras (pues incluso aunque acceder a la exposición tendrá un costo, el director general de  Must Wanted Group establece que han asignado precios con descuentos para estudiantes, profesores o adultos mayores con credencial vigente). Leamos entonces lo que dicha propuesta sensorial y cultural tiene para ofrecer a los ciudadanos mexicanos.

 

Arte por fuera de los museos

—Menciona que es una exposición multisensorial y tiene una gran peculiaridad que me parece es el centro de la puesta en práctica de lo que ustedes están trayendo a México: es una experiencia al parecer distinta a lo que cualquier visitante de un museo podría experimentar.

      —Yo creo que el hecho de no hacer un recorrido común y usual como lo haces en museos como el Munal, Museo del Palacio de Bellas Artes, Museo Tamayo, Museo de Arte Moderno o en uno de los miles de recintos que tenemos en el país, creo que eso lo hace completamente disruptivo… Esto es una exposición de entretenimiento inteligente. Representa una exposición de cultura vinculada a la tecnología, eso lo hace completamente disruptiva: ¡salir de la caja…!, dentro de la muestra tenemos una habitación donde se nos permite conectar con el artista y saber de su paso por Arlés, Francia. Es un pintor de Países Bajos que llega y transporta a todos sus seguidores a la maravillosa naturaleza de Francia, de Países Bajos y en general de Europa: nos permite asemejarnos a México con todo lo que nosotros podemos tener.

      “Cuando me preguntas por el aspecto sensorial, por eso describo tanto los adjetivos que hacen tan calificativa esta experiencia. Hay una lista de música que acompaña a la exposición… son 45 minutos de un soundtrack de Van Gogh que nos permite tener las Marchas Húngaras de Brahms y a  todos los grandes compositores, esto mientras está pasando la obra y lees trozos de las cartas que el pintor le escribió a su hermano Theo. Ahí se halla lo multisensorial: leeremos, pero también observaremos las obras, oliendo con todos los aromas del limón y los aromas de girasoles… ¡cómo huele el trigo desde que entras a la exposición…!,

 

Democratizar la cultura

Una vez que Noval ha comenzado a charlar con Notimex acerca de la propuesta conceptual, cultural y hasta de responsabilidad social que trae consigo la exposición Van Gogh Alive, pareciera que el promotor cultura entra en un estado de catarsis, en donde la propia pasión que él percibe ante la obra del pintor neerlandés, pareciera desear contagiarla a quien lo escuche. Él se muestra convencido de que el arte posee una función dentro de nuestra sociedad, así nos lo expresa en su siguiente intervención:

      —Cuando a los niños y a los estudiantes les das la oportunidad de ver una exposición como esta —de forma convencional o no— y lo vinculas con la cultura, les brindas la oportunidad de expresar su valor, sus sensaciones y emociones. Por eso creemos que eso es democratizar la cultural: traerles a los mexicanos una experiencia majestuosa a un precio muy accesible para que lo puedan disfrutar. En el caso de las escuelas bajo la modalidad de grupos guiados, será completamente gratuito. Creo que eso habla muy bien del proyecto y del interés de los empresarios jóvenes que tenemos por hacer que las nuevas generaciones y las escuelas puedan disfrutar de un proyecto como Van Gogh Alive de forma gratuita.

      “Además de que tiene un precio muy accesible para quienes la visitarán individualmente, pues el costo es de 250 pesos. Es caro cuando asistes en familia, pero es accesible y existen incentivos: 25 % de descuento para adultos mayores y estudiantes que asistan  solos, sin grupos.

 

Van Gogh en la Cuauhtémoc

—Cuando me preguntaron por qué no lo hicimos en un recinto, pues está el Frontón México y también se hallan los museos, dije:

      —“No, porque quiero crear el primer museo digital en la Ciudad de México, entonces estoy colocando una carta gigante de 25 × 60 (te lo traduzco: son 1500 metros de carta) al Monumento a la Madre, a pie de calle, al pie del Metrobús, al pie de todo el transporte público de la capital del país: al pie del Metro Insurgentes, al pie del patín que ahora está de moda en Reforma, al pie de las bicicletas… ¡Queremos que la gente en la ciudad conviva de forma urbana con una exposición como esta!. Lo que busca Van Gogh Alive no solamente es democratizar la cultura, sino también que viva dentro de nuestra ciudad, que sea parte de la agenda cultural. Que no la pongamos en Polanco o Santa Fe: están muy bonitos los proyectos existentes en esas zonas, pero definitivamente quisimos traer un proyecto de esta envergadura al corazón de la Ciudad de México que es la Alcaldía Cuauhtémoc. 

      —Le preguntaría por qué ese lugar, por qué ahí, ¿es una cuestión logística, administrativa o espacial?

      —Tiene muchas razones. El Zócalo no lo podemos tomar porque está ocupado, primero porque nuestro presidente despacha prácticamente desde Palacio Nacional  (desde hace un poco más de un año), eso complica la logística porque la presidencia está ahí. La verdad es difícil utilizar una explanada por tanto tiempo, porque ahora llegamos por tres meses, pero nos queremos quedar el tiempo que los mexicanos quieran que estemos en México. Esa certeza nos la da una plaza como el Monumento a la Madre porque la agenda de esa plaza no es exigente, suceden muy pocas cosas ahí. Quisimos  darle la importancia que tiene este monumento, valorar a las madres de México, a la mujer mexicana y al arte, porque atrás tienes la plaza de los artistas y pintores que durante los fines de semana es muy visitada, entonces hacía mucho sentido.

      “El Monumento a la Revolución ya fue sede en su explanada de la propuesta que trajo a México la exposición sobre la Capilla Sixtina, un gran proyecto que está recorriendo el país; nosotros queríamos hacer algo en otro lugar y ahora que fue el sismo [2017], la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda de la Ciudad de México (Seduvi) y la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) de la administración anterior ya habían tenido la responsabilidad de reformar este espacio público. Entonces precisamente lo hacemos ahí porque nadie lo conoce; queremos darlo a conocer porque por ahí pasa la línea del Metrobús, se halla entre insurgentes y reforma… ¡creemos que está en el corazón de la Ciudad de México!

 

Van Gogh ante tus sentidos

—Tengo entendido que son cerca de 3000 mil imágenes las que el público mexicano podrá apreciar en la parte visual de la exposición…

      —Sí, exactamente, mientras volteas a ver una pantalla y miras La Noche estrellada, por otro lado tendrás otras obras. La exposición cuenta con mucha inspiración oriental, tiene la parte (que muchos expertos le llaman) Van Gogh de China y, asimismo, podremos mirar todas las obras que ya tenemos en la memoria: La silla, La noche estrellada y Los girasoles, por ejemplo. Todas esas obras las puedes ver, pero también puedes conocer su inspiración, entonces mirarás los campos, toda la cantidad de flora que lo inspiró, la casa de Arlés… y el café de Arlés. Eso es lo que tratamos de hacer con Grande Exhibitions, que es el desarrollador de todo esto (una empresa australiana que también se suma a esta labor de democratizar la cultura y de trabajar de forma bilateral entre México y Australia), por lo tanto, este proyecto tiene muchos matices, pero sí, son más de 3000 mil imágenes.

      “En planos más generales, queremos que esta plaza sea el primer monumento digital en México y bueno, empezamos con Van Gogh; pero en 2021 queremos traer a otros artistas y luego sorprenderemos con montar exposiciones acerca de los Mayas y Aztecas. Hay una cantidad muy grande de cosas por hacer. Queremos darle más razones a México para pensar diferente, y generar empleos: estamos contratando a más de 400 personas, nada más de seguridad son casi 22 elementos, 17 personas que operan la tienda, agregando el museo… entonces estamos generando fuentes de trabajo, eso es muy importante en el México que estamos viviendo hoy con un gran reto de salir adelante.

 

Un millón de visitantes…

—Esta exposición ha estado en ciudades como Santiago, Madrid, Dubái y ahora en Ciudad de México. Has mencionado en algún momento durante la presentación de esta exposición, que en el pasado no se ha alcanzado el millón de habitantes y ese es uno de los retos en Ciudad de México.

      —En México somos muchos ciudadanos; países como Portugal, por ejemplo, tiene 11 millones de habitantes. Nosotros en la Educación Primaria a nivel nacional, se estima que contamos con un número de 25 millones de alumnos. Imagínate la cantidad de personas que podemos tener en nuestra exposición de forma gratuita y no gratuita. Lo que queremos es alcanzar una cifra de un millón de personas, porque somos casi 130 millones de mexicanos (vamos a verlo en el censo que está a punto de suceder…). Yo creo que México es un país que tiene el tamaño de un continente. México para mí es el mejor país del mundo, como mexicano te lo digo, es un país que tiene ganas de hacer mucho en arte y cultura; creo que el millón de visitantes es lo mínimo que podríamos hacer para entregarle a nuestro país un buen resultado, una buena numeraria de visitantes, entonces ese es el reto.

      —Si pudiera un poco explicarnos la dinámica, entiendo que la exposición podrá ser visitada de lunes a domingo, a partir de las 10 y hasta las 20 horas.

      —En visitas donde vamos a pagar los boletos, sí. Pero pueden escribir a [email protected] porque abrimos a las 8 de la mañana la carta para escuelas y existen algunos horarios para realizar eventos en el lugar en la noche. Tenemos una persona que se está encargando de dar las visitas guiadas de la vida de Van Gogh, las cuales duran más de una hora, existen talleres de pinturas, conciertos por la noche… existe toda una agenda paralela alrededor de Van Gogh que no es nada más la exposición, me gustaría que la conocieran. En el sitio web https://vangoghalivemx.com pueden conocer esta información y, por supuesto, en nuestras redes sociales.

 

Enamorarse de la vida

—Perfectamente las familias mexicanas pueden pasar una tarde completa acercándose al arte desde otro lugar espacial e a nivel de experiencias. Esta idea que tiene usted acerca de la democratización de la cultura, implica también sacar al arte de los museos y llevarlo a los espacios públicos y tener otro tipo de interacción…

      —Sí, pensar fuera de la caja. Queremos ver los vestidos de Frida en el Victoria & Albert Museum de Londres, Inglaterra y queremos mirarlos en la Casa Azul. Pero también, queremos apreciar cómo el arte se hace incluyente para niños y adultos mayores, queremos que no sea aburrido ver el arte y eso es lo que busca ​Must Wanted Group, la empresa que llevo a bien dirigir desde hace casi 4 años.

      —Usted planteaba que Van Gogh se traduce en emociones. ¿Cuáles emociones pretenden generar con la exposición próxima a inaugurarse?

      —Más que emociones, yo te diría sentimientos…generar romances. Queremos que a alguien ahí se le ocurra pedir a su novia que case con él; quiero que ahí desees dormir con tu pareja; quiero que ahí te enamores de la vida. Además me gustaría compartirte que todo el tema de la música es una pasión para nosotros y el ballet también, entonces pretendemos despertar emociones para el mundo, a través de lo que están viendo en esta exposición.

 

¿Para qué el arte en México?

—Desde la concepción que ustedes tienen en Must Wanted Group, ¿el arte para qué sirve en un México como el actual?

      —Para evitar la violencia porque a un niño o niña el darle un instrumento de violín, chelo o la oportunidad acceder a la cultura, eso es un acto democrático. Lo que queremos a través del arte es evitar la violencia, que la gente voltee a ver que la cultura puede ser una herramienta para trabajar, para generar ideas.

      “México es uno de los cinco pilares de la cultura, así como lo es India y China; México también es un país riquísimo en cultura milenaria. Hay que ver la serie de Hernán que te cuenta la formación de la Nueva España, pero también cómo ya estaba forjada una cultura milenaria como lo fue la del antiguo México-Tenochtitlan. Creo que el México en el que hoy vivimos (el contemporáneo), el México que es exitoso en Zona MACO, en las ferias de arte y cultura del Mundo, el México que hoy trae BADA (la primera feria de artistas para artistas sin pasar por galerías): ese es exactamente el México que hoy queremos los mexicanos. Nos interesa hablar de arte, hablar de cultura, hablar de cosas que nos den razones para vivir en un país como el nuestro, que es rico en todo esto.

 

NTX/MBS/VRP

Recientes