Revista Cambio
Cultura · Economía · Política · Periodismo inspirado en ti Sábado 27 de Febrero 2021

Sin marco jurídico

Hace una década el Ejército salió de sus cuarteles para apoyar en la lucha contra el narcotráfico. Ahora, el titular de la Sedena exige que se regule la participación militar en estas tareas de seguridad pública
19 de Diciembre 2016
920_ejercito_16_17_1093
920_ejercito_16_17_1093

Son 10 años los que lleva el Ejército Mexicano fuera de los cuarteles para combatir a la delincuencia organizada y hasta ahora no existe una legislación que le dé un marco jurídico a su actuación.

Fue el propio secretario de Defensa, el general Salvador Cienfuegos, quien abrió el tema cuando pidió que se regularice la situación de las Fuerzas Armadas, ya que no puede ser tomado a la ligera por la clase política. “O nos dan un marco legal adecuado o nos regresan a los cuarteles”, dijo.

En el mismo tono, el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, dijo que la misión de los soldados y marinos es “preservar la seguridad interior, para cuidar de nuestra soberanía y no necesariamente para hacerse cargo de tareas que en estricto corresponden a las policías investigadoras y a las distintas procuradurías del país”.

Tras esto, los legisladores tampoco se quedaron atrás y acordaron que será hasta enero próximo cuando el tema comience a discutirse en el Congreso.

La Junta de Coordinación Política acordó trabajar en conjunto con la Cámara de Diputados para diseñar las leyes que regularán la actuación del Ejército y la Marina en el combate al crimen organizado.

Se prevé que se realice una serie de foros de consulta con actores involucrados para diseñar un marco regulatorio y, en la medida de lo posible, que el dictamen esté listo a finales de enero  para discutirse en un periodo extraordinario, aseguró el presidente del Senado Pablo Escudero Morales.

En el Congreso de la Unión hay al menos tres iniciativas congeladas en ese sentido. Una del PRI, otra del PAN y una más de Movimiento Ciudadano; dos fueron presentadas este año y una más está pendiente desde 2015.

La más reciente –la del PRI– fue puesta sobre la mesa apenas en noviembre pasado, sin embargo no ha sido considerada como un tema prioritario y por lo tanto no tiene fecha  para su discusión ni para aprobación.

Carlos Salazar / Reporte Índigo

Más sobre


Recientes