Revista Cambio
Cultura · Economía · Política · Periodismo inspirado en ti Martes 30 de Noviembre 2021

Startups y movilidad en CDMX

16 de Agosto 2018
No disponible
No disponible

El crecimiento desordenado de la Ciudad de México generó importantes problemas de movilidad para los habitantes, y se agravan por la mala calidad del transporte público que, a su vez, motivó el aumento de coches particulares en las últimas décadas.

A pesar de este problema, los gobiernos de la Ciudad de México han invertido más en vías para los vehículos particulares, lo cual ha elevado los índices de motorización. “Eso es como cuando una persona sube de peso y lo resuelve solamente poniéndole un hoyo más al cinturón”, ejemplifica Fernando Páez Mendieta, director de Operaciones de World Resources Institute (WRI) México, una ONG que se dedica, entre otras cosas, a apoyar la innovación para resolver los problemas de movilidad en las ciudades.

Uno de los trabajos de esta organización consiste en buscar soluciones disruptivas a estos temas mediante iniciativas como Propulcity, una plataforma de innovación para apoyar a emprendedores que propongan soluciones alternativas de movilidad que lleven a disminuir el uso del automóvil.

Páez Mendieta explica que, en la actual fase de Propulcity, con el apoyo de Numa México, se seleccionaron cinco startups que están dirigidas a objetivos como reducir el número de autos en las calles, cambiar la percepción de seguridad del transporte público y mejorar su calidad.

Dos de estas empresas están enfocadas en el transporte de las personas rumbo a su trabajo: Vetelia proporciona bicicletas eléctricas de trayectos cortos en las zonas de Polanco, Roma y Condesa; mientras que Bussi brinda el servicio de camionetas ejecutivas compartidas para tramos largos.

Otra startup que apoya WRI en esta primera etapa es Klustera, la cual busca optimizar el servicio y las instalaciones del transporte público monitoreándolo en tiempo real e identificando incidentes en las estaciones, andenes, calles y cruces de la ciudad.

La cuarta empresa es Bridgefy, cuenta con una tecnología de redes de malla instalada en “estaciones inteligentes” de transporte público que envía alertas a los usuarios sin necesidad de tener acceso a Internet para, por ejemplo, saber en qué estación del Metrobús te conviene subir para llegar más rápido y cómodo a tu destino.

WRI también apoya a una startup que ha adquirido popularidad en las redes sociales, Los Supercívicos, la cual consiste en crear una red de “reporteros ciudadanos” que reportarán, mediante una aplicación móvil, los incidentes que se registren en el transporte público para ayudar a otros usuarios y puedan moverse más rápido y seguros.

Esta iniciativa es apoyada por la fundación Shell y el Banco Interamericano de Desarrollo, y a finales de septiembre se tendrán los primeros resultados con los que se decidirán los próximos pasos a seguir.

Más sobre


Recientes