Revista Cambio
Cultura · Economía · Política · Periodismo inspirado en ti Martes 11 de Mayo 2021

¡Larga vida a BIVA!

¡Larga vida a BIVA!
04 de Septiembre 2017
Foto: Especial
Foto: Especial

Si hablamos de monopolio, uno de los más importantes y que hemos tenido durante varios años ha sido el de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV). Sin embargo, eso está por cambiar y seremos testigos de cómo se cerrará un ciclo de más de cuatro décadas en las que la BMV fue el único mercado bursátil en el país.

Esto ocurrirá porque la semana pasada, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público aprobó la concesión a la Bolsa Institucional de Valores (BIVA) con el propósito de que inicie operaciones a finales del presente año.

Esta apertura no es algo nuevo pues antiguamente existían las Bolsas de Guadalajara y Monterrey, hasta que se unificaron con la reforma del mercado de valores en 1975, fecha en la que cambia su denominación y se unifican. ¿Eso qué tiene que ver contigo y conmigo? Te explico.

Lamentablemente, el capital de mercado que solicita hasta ahora la única bolsa de valores de México es muy alto para la mayoría de las empresas. A pesar de contar con algunas de las empresas más grandes del mundo, los requisitos para acceder a este medio de financiamiento está limitado por los requerimientos de capital. La BMV es una empresa pública con 146 emisoras listadas. Y está conformada por siete empresas: Mercado de Derivados, la Contraparte Central de Valores  –que actúa como contrapeso en todas las operaciones–,  fideicomiso de administración y pago, Indeval, SIF ICA, Valmer y Bursatec.

El capital requerido para las empresas es muy alto en relación al promedio del capital de mercado. Por eso, tener una nueva bolsa de valores significará una oportunidad para que las empresas de tamaño medio tengan acceso al financiamiento y que en aproximadamente cinco años haya por lo menos 30 empresas más.

De las 14 economías más grandes del mundo, únicamente Brasil y México se habían rezagado en ampliar el número de bolsas de valores participantes en su mercado accionario, así que vencer ese rezago es un buen síntoma de democratización del mercado bursátil.

Claro que en el caso de Brasil, están registradas más de 550 empresas, en comparación con las de  México. Se espera que BIVA tenga todas las empresas listadas en la BMV además de las que empiecen a enlistarse en la nueva bolsa.

Pero debo aclarar que el éxito de la inclusión de esta nueva bolsa no se encuentra libre de riesgo, particularmente por el limitado tamaño del mercado de capitales relativo al tamaño del mercado. En el panorama actual de competencia internacional por capitales, la búsqueda por atraer a inversiones del extranjero y conectar con empresas de capital medio. Aún con esto, este podría ser uno de los mayores logros del sistema financiero. Así que ¡larga vida a BIVA!

*Asesor financiero especializado en fintech y coaching financiero.

@networthmx

Más sobre


Recientes