Revista Cambio
Cultura · Economía · Política · Periodismo inspirado en ti Jueves 24 de Septiembre 2020

Con gran film dio inicio el I festival cinema en la CDMX

02 de Octubre 2019
foto: internet
foto: internet

En los albores del siglo XX, en México existió una temida red de ladrones y secuestradores conocida como La Banda del Automóvil Gris, misma que perpetró al menos 200 atracos, los cuales el periódico El Universal documentó con lujo de detalles. En 1919 esa negra historia se llevó al cine.

El director cinematográfico Enrique Rosas (1875-1920) filmó El Automóvil Gris con un argumento de él mismo, junto a la asesoría de Miguel Necoechea —periodista del citado periódico y quien tuvo a su cargo la información de ese tema— y del detective de Servicios Especiales de la Comandancia Militar de la Ciudad de México, Juan Manuel Cabrera. 

La producción es un espejo fiel de lo sucedido en la vida real, a partir de todo lo que el detective contó al director Rosas. De acuerdo con los gruesos anales policiacos y según las notas periodísticas, el agente colaboró sustancialmente en la captura de varios miembros de la banda que atacaba lo mismo a hombres que a mujeres.

 

El Automóvil Gris es interpretada por Joaquín Coss, Juan Canal de Homs, Manuel de los Ríos, Dora Vila, María Mercedes Ferriz, María Teresa Montoya, Valentín Asperó, Miguel Ángel Ferriz, Ernesto Finance, Russo Conde, Ángel Esquivel, Enrique Cantalauba, Gerardo del Castillo, Carlos Obregón y el mismo Juan Manuel Cabrera. 

Ayer martes con la proyección de esa película en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris, inició el I Festival Cinema Ciudad de México, el cual presentará actividades hasta el próximo día 13 con la proyección de películas en 80 sitios de las 16 alcaldías capitalinas. Se presentan cintas de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Uruguay, El Salvador, Ecuador, Cuba, Costa Rica y México. 

Durante la función el público conoció —además de las imágenes captadas por el cineasta Rosas— la versión teatral de Claudio Valdés Kuri. El espectáculo involucra la narración oral de lo que se observa en pantalla, a la manera Benshi japonesa. Aunque en esa época ya existían los subtítulos, no resultaba lo mejor por el alto índice de analfabetismo.

Más sobre


Recientes