Este viernes 6 de septiembre arranca la edición 23 del Tour de Cine Francés, una de las propuestas de cine más populares que trae a México lo mejor de las propuestas francesas de los últimos años o las más recientes. Gracias al Tour hemos conocido cintas como Coco antes de Chanel con Audrey Tautou, Metal y hueso con Marion Cotillard, Un hombre ideal de Yann Gozlan, Chocolat con Omar Sy, Gauguin con Vincent Cassel, y muchas más.

Tour del Cine Francés

Tour del Cine Francés

Este 2019 no es la excepción, y los organizadores eligieron siete películas francesas de alto perfil que van desde la comedia, el romance, hasta el drama cargado de misticismo propio de los franceses. Pero como siempre, hay unos títulos más destacados que otros, y esta vez te dejamos los tres imperdibles del Tour (sólo por cuestiones de agenda, porque en realidad debes ver todas) para que veas de todo un poco:

Amanda

Amanda de Mikhaël Hers se estrenó en 2018 en el Festival de Venecia, y las críticas fueron bastante positivas en varias partes de su producción, sobre todo en las actuaciones de los dos personajes principales. Esta cinta nos presenta a David, un hombre soltero que comienza una relación con su vecina, una chica llamada Lena. En realidad, no tiene responsabilidades, sólo las propias. Su mundo da un giro de 180 grados cuando su hermana, una madre soltera, muere durante un ataque terrorista en París… 

Sandrine deja a una niña de 7 años, Amanda, a quien David debe cuidar no sólo en lo más básico, sino ayudarla en superar la pérdida de su madre. La dinámica entre David y su sobrina, es uno de los puntos más destacados de este filme que aborda un drama familiar cargado de historias de separación, pero también de realidades sociales en los que la violencia hace de las suyas. 

Amanda está protagonizada por Vincent Lacoste como David, Stacy Martin como Lena e Isaure Multrier como la pequeña Amanda junto a Ophelia Kolb como Sandrine y la participación de Greta Scacchi como Alison, la madre “perdida” de David.

Un amor a segunda vista

Los romances, ya sea en comedia o drama, son de los géneros más fuertes del cine francés, y el Tour no podía dejar pasar la oportunidad con Un amor a segunda vista, una de las cintas más comentadas desde que se anunció la selección. Pero, ¿por qué? Porque es una mezcla de varias películas que ya conocemos, pero con el toque de Hugo Gélin, su director, conocido por hacer películas digeribles en cuanto a relaciones románticas y  familiares.

Esta cinta nos presenta a Raphaël y Olivia, un matrimonio que no es feliz. Se conocieron en la escuela, cuando él se perfilaba para ser un grandioso escritor y ella una pianista… pero sólo el sueño de uno se cumplió, el de Raphaël. De este modo, la película propone un universo alterno en el que ambos tienen una segunda oportunidad de enamorarse. Un día, Raphaël despierta solo, sin ser exitoso, mientras su “esposa” es una gran pianista casada. Así que debe enamorarla otra vez para vivir lo que alguna vez planearon.

Cyrano mon amour

En 1998, John Madden estrenó Shakespeare in Love, uno de los dramas de época más destacados de la década con Gwyneth Paltrow y Joseph Fiennes. Y no lo decimos nosotros, sino los siete premios Óscar que se llevó a casa incluida Mejor Película, Actriz, Actriz de reparto, Guión Original, Diseño de producción, Vestuario, entre otros. Desde hace más de 20 años, se pensó que sería una película difícil de igualar… pero este 2019 llegó la que podría hacerle segunda. 

Se trata de Cyrano mon amour de Alexis Michalik, conocido por su obra Le Porteur d’historie, la cual escribió y estrenó a los 29 años. Justamente, la misma edad en la que Edmond Rostand presentó al mundo a Cyrano de Bergerac en una obra en 1897. De este modo, era de esperarse que en algún momento, Alexis rindiera un homenaje a una de las figuras francesas más conocidas en el mundo, dentro y fuera de la ficción. 

El Tour de Cine Francés trae en su catálogo principal la comedia Cyrano mon amour, la cual está ambientada en el siglo XIX, y su personaje central es el mismo Edmond, un poeta que no ha escrito nada en un par de años, y precisamente por la necesidad de trabajar y crear algo majestuoso, es que no puede desarrollarlo. En un momento de desesperación, Edmond promete una obra basada en el conocido Cyrano, la cual promete convertirse en un éxito y un referente de la puesta en escena.