Revista Cambio
Cultura · Economía · Política · Periodismo inspirado en ti Lunes 10 de Agosto 2020

Guía para empezar a ahorrar desde ya en 2020

03 de Julio 2020
Screen Shot 2020-07-03 at 13.22.36
Screen Shot 2020-07-03 at 13.22.36

Este 2020 puede que muchos de los planes que tuvimos en mente no sean posibles de hacerse. Sin embargo, no es el momento de dejar todos los proyectos que teníamos en mente. Es importante que sigamos con nuestros planes, ya que la vida continúa.

Por ejemplo, debes continuar con tu objetivo de ahorrar desde ya, pero no de cualquier forma. Es por eso que, con la ayuda de Raimon Moreno (experto en finanzas personales de la página comparadora de productos financieros Financer.com), te vamos a explicar paso a paso cómo puedes empezar a generar los ahorros que tanto deseas.

¿Es posible ahorrar?

Seguramente es la pregunta que te viene a la cabeza cuando piensas en ahorrar. Bien es verdad que son muchas las personas que se ven incapaces de hacerlo. No es porque no se lo planteen, sino porque creen que el dinero que ganan no es suficiente pata destinar una parte al ahorro.

En cualquier caso, ya verás que siempre es posible hacer una mejor gestión de tus finanzas para conseguir ahorrar, aunque te surjan imprevistos por el camino con los que te tengas que gastar más dinero del previsto.

¿Cuánto se tiene que ahorrar?

Es la primera pregunta que debes contestar. Es decir, no te estás planteando si ahorrarás o no, sino que ya quieres decidir qué cantidad de dinero quieres poner en tus ahorros. ¡Vas por el buen camino!

Como bien piensas, no todo el mundo puede poner la misma cantidad para ahorrar. Esto depende de los ingresos de cada uno y de los gastos que tengas.

Como orientación, lo ideal es que ahorres un 10% de tus ingresos. Sin embargo, ¿cómo lo puedes hacer? En los próximos apartados te vamos a ofrecer una serie de pautas para que lo puedas conseguir.

No obstante, antes de empezar, te tienes que imaginar que tus ingresos, por los motivos que sean, se van a reducir un 10%. ¿Serías capaz de adaptarte a la nueva situación? La verdad es que no te queda alternativa, por lo que piensa que ahora sí eres capaz de hacerlo.

El fondo de emergencia

Con los primeros ahorros que vayas generando, lo primero que tendrás que hacer es un fondo de emergencia. Este te servirá para hacer frente a los imprevistos que te puedan surgir como un electrodoméstico estropeado en la casa, un accidente con el auto o una bajada de ingresos que no tenías prevista.

Este fondo de emergencia lo puedes medir en meses de libertad financiera. Por ejemplo, si tienes un nivel de gastos de unos $5.000 pesos mensuales, con $30.000 pesos tendrás 6 meses de libertad financiera. Como puedes ver no está nada mal.

Por qué es importante el preahorro

Lo primero que tienes que hacer es dedicar una parte de tus ingresos a los ahorros. Y te preguntarás, ¿qué puedo hacer con el resto que me queda tras retirar la parte que ahorro?

Por ejemplo, si cuentas con una cuenta bancaria corriente desde la que puedas operar, existe la posibilidad de dar una orden a la entidad bancaria para que cada mes haga una transferencia a otra cuenta, que será la que sirva como cuenta de ahorro.

Una de las ventajas de esta cuenta es que te puede proporcionar cierta rentabilidad y estará separada de todo gasto corriente. Y, lo más importante, te servirá de colchón de emergencia, o incluso será dinero con el que podrás invertir y obtener alguna rentabilidad.

Como puedes ver, ya vamos planificando los gastos contando solo el dinero que queda una vez que hayas descontado el ahorro, con lo que evitas la tentación de gastarlos.

Planificar y controlar tus finanzas es vital

Una de las cuestiones primordiales en el momento de ahorrar es la planificación. Tienes que elaborar un presupuesto de gastos para descubrir y controlar en qué te gastas el dinero.

Por ejemplo, puedes configurar el sistema de alertas en tu cuenta bancaria para tener un mejor control de tus finanzas. De esta manera, evitarás descubiertos, conocerás los movimientos a través del celular y sabrás hasta donde ha llegado tu gasto mensual, o cuándo el saldo que tienes en tu cuenta se encuentra por debajo de un nivel determinado.

Es importante tener en cuenta que hay una serie de gastos mensuales, que son más o menos fijos y que no tienen una periodicidad mensual. Es imprescindible tener un control de tus facturas para poder verificar si lo que te cargan en la cuenta es correcto o estás gastando demasiado en algo.

Lo más seguro es que también tengas otros gastos que no son tan imprescindibles como pensabas, o quizás simplemente descubras que estás gastando una importante cantidad mensual en algo que puedes eliminar.

Controlar los gastos pequeños es indispensable

Estos son gastos que en el momento que pasan parece que son nada. Sin embargo, si los sumas pueden dañar seriamente tu economía.

Estos son los cafés, el tabaco, desayunar fuera de casa u otros gastos que parecen no ser un volumen de dinero, pero que al final del mes se notan.

Por eso es muy importante tenerlos en cuenta, ya que la gran mayoría de ellos son prescindibles.

Invertir para sacar rentabilidad a tus ahorros es casi una obligación

Cuando ya cuentas con una buena cantidad de dinero ahorrado, no está de más pensar en alguna inversión.

Se trata de obtener un rendimiento por tu dinero o, al menos, que no pierda valor con el paso del tiempo.

Recientes