Agua que no has de beber...

19 de Enero 2018

Foto Revista Cambio

Apple tiene a Liam, un robot desarmador con 29 brazos, que es capaz de reducir un iPhone en 11 segundos a meras piezas y componentes por separado con el ideal de no desperdiciar recursos y poder hacer otro equipo. Ese es el objetivo de la economía circular: cerrar el ciclo de vida de los objetos.

Claro que no contamos con la tecnología de Apple para reutilizar cada objeto que adquirimos, pero sí existen muchas otras formas cotidianas para que aquello que no nos sirva, le sirva a alguien más.

Una economía circular es un sistema industrial que es restaurativo o regenerativo por intención y diseño, explica la Fundación Ellen MacArthur al Foro Económico Global (WEF, por sus siglas en inglés).

La regla de las tres “R” quedó parcialmente en el pasado, pues se implementaron más “R” para la economía circular. Algunas van dirigidas específicamente a aquellos que producen bienes como repensar, rediseñar, refabricar. Pero las siguientes “R” son totalmente adaptables a nuestro modo de vida y finalmente el circulo de la vida del bien continuará.

Leer: Comprar sin dinero 

Estas “R” son:

Reparar

El consumo ha diseñado que la vida de un producto sea hasta cierto punto corta, pero no aplica para todo. Reparar algún bien es mucho menos costoso que adquirir otro nuevo, sin considerar que desechar algún aparato o prenda se ajusta a la práctica de economía lineal. La ropa y zapatos pueden ser enmendados, así como un automóvil viejo o el motor de estos, por ejemplo.

Reducir

Al dejar de tirar todo lo que “no sirve” por estar descompuesto o a falta de una pieza, podemos reducir la cantidad de desechos personales. Pero aplica también para la producción de bienes como cocinar comida que no se consumirá por completo o adquirir bienes que no les daremos uso.

Reutilizar

A veces va de la mano de reparar y darle continuidad a la vida del producto o simplemente darle otro uso al bien. Suena difícil, pero es tan fácil como hacer de ropa vieja un trapo o desechos orgánicos en composta. En Internet existen infinitos tutoriales sobre cómo hacer con materiales ya en casa regalos, adornos, bolsas, floreros y demás.

Reciclaje

Ahora el paso del reciclaje pasa al último cuadro, pues algunos materiales como papel, revistas, plásticos y vidrios pueden terminar en los desechos si no lo hacemos bien. Aquí aplica conservar algunos recipientes, frascos o cajas, pero también otros bienes como muebles, equipo electrónico, material de construcción y hasta autopartes, por más difícil que parezca.

Y aunque algunas de estas “R” ya eran parte de nuestra rutina, la economía circular también requiere de cambios en nuestros hábitos de consumo, pues aunque todo lo anterior es vital, la adquisición constante de objetos que no necesitas o con una vida útil corta podría echar por la borda esos esfuerzos.

Es por ello que existe el consumo colaborativo, otra parte de la economía circular: eso significa adquirir (no necesariamente comprar) artículos de segundo uso, compartir herramientas con una comunidad o vecinos, usar transporte público o hacer rutas compartidas.

COMENTARIOS


FACEBOOK

MÁS POPULARES


MÁS HISTORIAS



Capital Media
Capital Coahuila
Capital Hidalgo
Capital Querétaro
Capital Michoacán
Capital Edo. de Méx.
Capital Oaxaca
Capital Puebla
Capital Quintana Roo
Capital Morelos
Capital Jalisco
Capital Veracruz
Capital México
Capital Mujer
Reporte Índigo
Estadio Deportes
The News
Efekto
Green TV
Radio Capital
PirataFM
Capital Máxima
Capital FM


CAMBIO

es una marca registrada de Capital Media

Dirección: Montes Urales No. 425 Col. Lomas de Chapultepec México, Distrito Federal, C.P. 11000 Teléfono: (55) 30 99 3000

NEWSLETTER

* Campos requeridos