Los hombres no…

Cinco cuestiones básicas sobre cómo es ser “hombre" en estos días

09 de Febrero 2018

Foto Revista Cambio

“Los hombres no lloran, los hombres no bailan, los hombres no se quejan, los hombres no cocinan, no dibujan, no maquillan, no peinan…” y un sinfín de prohibiciones. ¿Los hombres sabrán lo divertido que es bailar, llorar, quejarse y dibujar? Seguramente sí, pero no lo demuestran por temor a ser señalados. ¿Cómo? Como niñas, porque durante todo este tiempo han relacionado el ser vulnerables o sentimentales con ser mujer; y bajo esta lógica, ser mujer es ser inferior.

¿Por eso se pierden de los mejores placeres?, ¿por temor a parecer mujer? Esto se explica por un “sistema ordenador caracterizado por una lógica sexista y androcéntrica”, me confirma la doctora Tania Rocha, psicóloga especialista en estudios de género, salud y diversidad sexual.

No es sorpresa, entonces, que exista una crisis de masculinidad en estos tiempos, como lo advirtió en junio Ena Niño Calixto, de la Facultad de Psicología de la UNAM.

Esto es lo que ambas expertas explican respecto a cómo es “ser hombre” en estos días.

–¿Qué es la masculinidad?

–Para empezar no existe un solo concepto o forma de masculinidad. Es cierto que durante mucho tiempo han imperado una suerte de modelo y requisitos reconocidos sobre el hecho de ser hombre, sin embargo se hace evidente que en realidad no deja de ser más que un modelo idealizado, y que en la práctica existen variantes en las que los hombres pueden posicionarse al respecto.

–¿Crisis de masculinidad?

Definitivamente hay un cambio en estos conceptos, vinculado a las transformaciones sociales, algunas muy propositivas como la lucha sobre los derechos de las mujeres que invita a tener un entorno de mayor igualdad.

Además que no se pueden cubrir al cien por ciento los requisitos que implica el ser hombre, siempre hay una reflexión en algunos sobre cosas que no se quieren repetir.

Para la doctora Tania, hay algunos aspectos que muchos hombres vivieron con sus padres y que no quieren repetir ahora como figuras paternas: el desapego, la violencia y el desinterés, por mencionar algunos.

Como lo indica la canción “It’s different for girls”, de of Montreal, que pusimos en nuestro playlist “Boys don’t cry” de Spotify, es diferente para las niñas porque no se espera que inicien una pelea. ¿De verdad quieren pelear todo el tiempo sólo por que si no lo hacen se burlarán de ustedes? ¿Pelearías aun si viviéramos en un universo paralelo en el que no se espere que lo hagan?

“Pero está en mi naturaleza…”

Para la doctora Tania Rocha, este “orden” del que hablábamos se naturalizó y se asumió equívocamente como algo “genético”, y estas explicaciones biologicistas en realidad se vuelven muy reduccionistas e insuficientes.

Y Ena indica que el modelo tradicional de masculinidad contiene recursos inculcados que deben entenderse como un sistema de pensamientos, enseñanzas, valores y creencias que pueden ser modificados.

–¿Por qué les incomoda que los señalen como “débiles” o como “niñas”?

Lo de menos sería decir que los hombres y las mujeres son distintos, pero en el marco de que se han hecho diferencias a lo largo del tiempo, se asume que hay un sexo superior a otro, y el que se asume como superior ha sido el masculino o aquello masculino.

Si desencarnamos este sistema, estamos hablando de uno en donde lo femenino en general es despreciable, se asume que es algo de menor valor, en tanto lo asociamos con la expresión de afectos, como un menor acceso a las cuestiones de poder o presencia en el mundo.

–¿Por qué es importante adaptarse?

La salud física y emocional de los hombres se ve lentamente afectada conforme más rígida sea su mirada sobre estos estereotipos de género. Los varones experimentan mayor soledad, depresión, ansiedad y estrés por la presión de cumplir las expectativas de ser “varonil” o el proveedor.

Incluso, menciona Tania, el educar a niños bajo esta lógica rígida los hará infelices como adultos porque podría afectar sus relaciones de pareja, pues los preceptos bajo los que se construyó la pareja tradicional, caducaron.

Además, según Ena, puede provocar que se sientan fuera de lugar, sin un rol definido, sin control de las situaciones en el ámbito familiar; confundidos, temerosos, carentes de compromiso, apáticos, e incluso pueden manifestar impotencia emocional con actos violentos.

“Los hombres no”

Ante frases que los estereotipos les han dictado a los hombres, un artista e ilustrador de Chicago se hartó y diseñó una chamarra –de color rosa– para hombres, que tiene en la espalda el mensaje “Boys don’t (Los hombres no)”.

“Siempre me dijeron que era más delicado que otros niños, y escuchaba ‘los hombres no dibujan, los hombres no cosen, a los hombres no les importa la tipografía o las flores’. Eventualmente hice una vida de todo lo que ‘los hombres no’ hacen. Así que hice mi propia ridícula chamarra punk, sólo porque a los hombres como yo ya no nos importa”, escribió Kyle Letendre en su Twitter y mostró la chamarra.

¿Te la pondrías?

COMENTARIOS


FACEBOOK

MÁS POPULARES


MÁS HISTORIAS



Capital Media
Capital Coahuila
Capital Hidalgo
Capital Querétaro
Capital Michoacán
Capital Edo. de Méx.
Capital Oaxaca
Capital Puebla
Capital Quintana Roo
Capital Morelos
Capital Jalisco
Capital Veracruz
Capital México
Capital Mujer
Reporte Índigo
Estadio Deportes
The News
Efekto
Green TV
Radio Capital
PirataFM
Capital Máxima
Capital FM


CAMBIO

es una marca registrada de Capital Media

Dirección: Montes Urales No. 425 Col. Lomas de Chapultepec México, Distrito Federal, C.P. 11000 Teléfono: (55) 30 99 3000

NEWSLETTER

* Campos requeridos