Revista Cambio
Cultura · Economía · Política · Periodismo inspirado en ti Lunes 24 de Febrero 2020

Editorial: por los derechos lingüísticos

25 de Febrero 2018
elitrtato
elitrtato

¿Te imaginas no poder aprender matemáticas, literatura o historia porque tus maestros no hablan en tu lengua?, ¿o que no te permitieran hablar en la escuela la lengua que hablas en casa con tu familia, como si debieras avergonzarte de ella? O peor aún: ¿imaginas que alguien es capaz de matar a otra persona sólo porque esta defiende su lengua? Por increíble que parezca, todo esto ha ocurrido ya en el mundo.

El objetivo general del Día Internacional de la Lengua Materna –se conmemora cada 21 de febrero– es promover una educación plurilingüe para la ciudadanía global. Al mismo tiempo, homenajea al Movimiento por la Lengua Bengalí, que conmemoró en Bangladés el Día del Movimiento por la Lengua desde 1952, cuando la policía y el ejército del Estado pakistaní (por aquel entonces ocupaba Bangladés) abrieron fuego contra la multitud hablante u oyente de esta lengua mientras se manifestaban por sus derechos lingüísticos en Dhaka.

Pero estamos en 2018, y todavía somos testigos de historias de discriminación y exclusión vinculadas a la lengua materna, y eso es lo que ha provocado que muchas personas decidan dejar de hablar sus lenguas.

En CAMBIO nos enfocamos en encontrar a las personas que diseñan soluciones para los problemas importantes del mundo, y esta no es la excepción.

Es interesante que este año, la Organización de las Naciones Unidas haya decidido enfocar la conmemoración en la necesidad de preservar la diversidad lingüística y promover el plurilingüismo, específicamente para apoyar el objetivo 4.6 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

“Asegurar que todos los jóvenes y una proporción considerable de los adultos, tanto hombres como mujeres, estén alfabetizados y tengan nociones elementales de aritmética” es lo que reza el objetivo. Esto significa que la ONU reconoce la discriminación lingüística como un serio obstáculo para el acceso a la educación y, por ende, para el desarrollo humano y la equidad.

Afortunadamente hay ciudadanos que llevan mucho tiempo trabajando en el rescate y promoción de los derechos lingüísticos que, cabe aclarar, no son exclusivos de los hablantes de lenguas originarias o indígenas. Todas las personas tienen una lengua materna, pues esta es la que aprendimos en casa, la que nos da identidad. En México, se reconoce como lenguas maternas a 71 lenguas originarias o indígenas, por supuesto al castellano (español) y a dos distintas lenguas de señas.

La Unesco explica que la educación multilingüe promueve la equidad para las poblaciones que hablan lenguas minoritarias y/o indígenas, especialmente las niñas y las mujeres. Además, enfatiza la calidad de la enseñanza y el aprendizaje, subrayando la comprensión y la creatividad; fortalece la dimensión cognitiva del aprendizaje al asegurar una aplicación directa de los resultados de aprendizaje en la vida del educando a través de la lengua materna.

Pero, ¿acaso la escuela es el único espacio educativo en la sociedad? Las manifestaciones culturales y artísticas también juegan un papel importante, por ello el trabajo de los artistas y creativos que entrevistamos es clave para conservar las lenguas, para la apropiación y el orgullo pero, sobre todo, el empoderamiento.

En esta edición nos dimos a la tarea de encontrar las historias de quienes son parte de esta cruzada por la recuperación de la identidad y los derechos lingüísticos. Lo mismo animadores y diseñadores, que músicos o maestros, en el campo y en la ciudad, son los jóvenes quienes están dando esa batalla, sí, la generación millennial nuevamente toma en sus manos los problemas para diseñar las soluciones, ¿quieres conocer sus historias?

Recientes