Revista Cambio
Cultura · Economía · Política · Periodismo inspirado en ti Miércoles 05 de Agosto 2020

Editorial: ¿startups del futuro?

13 de Julio 2018
elitrtato
elitrtato

Mucho hemos leído que las y los jóvenes no tenemos qué esperar a encontrar el trabajo de nuestros sueños pues hoy en día la tendencia es crearlo. El boom de Silicon Valley provocó que ser emprendedor se volviera algo cool, pero hoy en día no basta sólo con aspirar a ser tu propio jefe, pues a muchos nos interesa además crear emprendimientos responsables con el medio ambiente y que, incluso, contribuyan a detener el deterioro ambiental.

El emprendimiento verde o ambiental se caracteriza por crear productos y servicios que ayuden a las personas a reducir su huella ambiental. Un emprendimiento puede ser ambiental o ecofriendly en muy diversos sectores, desde la energía, la moda, el reciclaje, el agua, la alimentación, hasta la prestación de servicios o la movilidad.

Las y los emprendedores ambientales son vistos como líderes por excelencia, generadores de buenas oportunidades y empleos; más de uno ha sido etiquetado como creador de las startups del futuro” gracias al compromiso social y ético sobre el cual basa su misión y visión.

Debido a que aún no tenemos una clara política ambiental en México de cara al siguiente gobierno, consideramos que las y los emprendedores mexicanos pueden y deben ser la gran oportunidad para generar un desarrollo económico sostenible y con responsabilidad social, mediante empresas innovadoras donde la tecnología y la innovación se pongan al servicio del rescate ambiental que tanto necesita el planeta.

Asimismo, este nuevo sector empresarial naciente puede, en un futuro cercano, convertirse en una fuerza pujante que influya en el diseño de las políticas públicas e incluso en los acuerdos comerciales que se avecinen.

El emprendimiento verde es una respuesta a los cambios sociales producidos, y muestra la vocación profesional de las nuevas mujeres y hombres de negocios por integrar siempre en sus planes el pilar de la sostenibilidad ambiental.

Las también llamadas green startups pueden adaptarse a cualquier industria, pues lo principal es que la o el emprendedor diseñe soluciones a sus clientes, con el añadido de potenciar la conservación o el rescate del patrimonio natural como un legado a mantener.

El emprendimiento social se asocia con satisfacer una necesidad que favorezca a las comunidades, sin embargo, el proyecto siempre debe ser económicamente sustentable y tener impacto social, económico y, en este caso, ambiental. Se trata de hacer negocios, sí, pero anteponiendo la responsabilidad ambiental y contribuyendo a resolver estos grandes problemas del mundo.

Las startups no sobreviven de milagros e ideales, y no hay que olvidar que en México al menos 70 % de los emprendimientos –verdes o no– no sobreviven a su primer año de vida. Por ello, en esta edición indagamos más sobre el ecosistema emprendedor, las incubadoras que apuestan por proyectos de impacto social y ambiental y, sobre todo, buscamos las historias de aquellas personas que perdieron el miedo y decidieron unir los negocios con las ganas de salvar al planeta. Y tú ¿has pensado invertir tu talento y energía en una green startup?

Ser ambientalista ya no es sólo un asunto de activismo, hoy en día, es también un tema de negocios.

Recientes