Revista Cambio
Cultura · Economía · Política · Periodismo inspirado en ti Sábado 18 de Enero 2020

Parques sin generaciones

04 de Enero 2019
No disponible
No disponible

Cuando era niña mi papá trabajaba muy cerca del parque Tlacoquemécatl, en la colonia Del Valle. Me gustaba ir a verlo para luego ir un rato a los juegos. La resbaladilla y los columpios eran mis favoritos, y mi mayor enemigo siempre fue el pasamanos porque nunca pude pasar de un lado a otro sin caer. Mi papá dejó de trabajar en ese lugar y yo dejé de visitar el parque.

Hoy, de ese parque queda poco. Las resbaladillas y los columpios de aquella época ya no están. Ahora hay un laberinto naranja que desemboca en varias resbaladillas. Los columpios ya tienen asientos de cuero, incluso hay unos juegos para escalar, aunque mi enemigo número uno ahí sigue.

Lo puedo decir: ¡Qué fortuna contar con espacios así! Y es que si contamos con esos parques ¿por qué no aprovecharlos? No todo es tecnología y videojuegos. Soy una fiel creyente de que los niños también deben rasparse las rodillas, comer tortas afuera de Chapultepec con el fin de que se les creen los antivirus necesarios para que no se enfermen del estómago cada que coman en la calle; que se empanicen en la tierra. ¿Y dónde más pueden hacer eso si no es en un parque?

Por ello, esta edición está dedicada a los parques. Un espacio público en el que verás muchas sonrisas, porque ahí, niños, niñas, adolescentes y uno que otro adulto olvidan el mundo real por jugar.

Lo mismo suele ocurrir en los parques de diversiones. Acudimos a la Feria de Chapultepec donde si algo sobraba eran las sonrisas, y les preguntamos a algunos niños y niñas cuál sería su parque ideal –incluso Hulk fue solicitado en los carros chorrones.

También Salimos a Ciudad Nezahualcóyotl, ahí recuperaron camellones y espacios abandonados con el objetivo de poner juegos acuáticos que hasta han logrado reducir la violencia de la zona, y para que miles de niños y niñas tuvieran un lugar seguro dónde jugar.

Además, uno de nuestros colaboradores nos cuenta la experiencia que vive con sus pequeños cada que acuden al parque de la esquina. Y otro más nos recomienda algunos parques donde grandes y pequeños pueden admirar un poco más la naturaleza.

Todos aún podemos divertirnos como cuando éramos niños. ¿Qué esperas para ir al parque y jugar como en aquellas épocas? Desempolva tu bicicleta y sal a pedalear solo por pedalear y no por querer llegar al trabajo. Diviértete.

Recientes